técnicas de redacción

Male student working through his books 2

Índice del artículo

A lo largo de la vida, la redacción se convierte en un aspecto fundamental; ya sea por la parte académica, personal o laboral. Redactar un escrito no es solamente escribir ideas que van surgiendo, sino crear material que presente coherencia, ideas claras y sea entendible para quien lo lea.

Podremos no saber todas las técnicas que debe tener un redactor, sin embargo conociendo y poniendo en práctica algunas, nuestros escritos cambiarán notablemente. [Te puede interesar: 8 pasos para escribir un buen texto]

La primera técnica que debemos tener presente a la hora de redactar, es la eliminación de redundancias; entiéndase esto como la repetición de la información dicha. Al plasmar las ideas, es común que se den rodeos innecesarios para llegar a una respuesta o durante una explicación, aunque nuestro escrito visualmente sea extenso, no querrá decir que está perfecto, ya que muchas veces, la extensión se da gracias a los rodeos que no deben ser utilizados. Así que es mejor revisar de nuevo lo que hayamos escrito y remover las redundancias.

 

Attractive casual student lying on grass taking notes on campus at college

 

Como segunda técnica, encontramos el uso de conectores. Pocas veces sabemos el uso de un conector y peor aún, lo unimos a la primera técnica, repitiendo la misma palabra una y otra vez. Cada conector tiene un uso específico, esto depende del escrito que redactemos y su finalidad. Los tipos de conectores son: de aumento (igualmente, de igual manera, por su parte, etc.); de causa y efecto (por ende, porque, en consecuencia, etc.); de énfasis (sobre todo, especialmente, cabe anotar que, etc.); de reafirmación (en efecto, precisamente, es decir, etc.); de contraste (por el contrario, en otro sentido, ahora bien, etc.); de condición (supongamos que, en tanto que, siempre que, etc. ); de objeción (sin embargo, pero, a pesar de esto, etc.); de ejemplo (por ejemplo, en representación de, como muestra, etc.); de orden-tiempo (Primero, segundo, a continuación, seguidamente, etc.) y de resumen (Para terminar, para concluir, para finiquitar, etc.). El escrito debe presentar variedad de conectores y así mismo, no saturarlo de ellos.

 

La tercera técnica que debemos tener en cuenta es la eliminación del cosismo o comodín. Este término es el uso de palabras como: cosa, algo, asunto, eso o hecho; que son utilizadas como si fueran sustantivos, adjetivos o verbos. Los comodines son términos genéricos que imposibilitan la precisión semántica y extensión léxica del redactor. La eliminación de el cosismo reduce la errónea interpretación del lector, ya que al ser una palabra imprecisa, deja a quien lea el escribo la libertad de entenderlo a su manera, cambiando el sentido global e intención del texto.

casual woman browsing on laptop from the top

Cuarta técnica fundamental, la acentuación y uso de signos de puntuación; sin la implementación de ellos, nuestro escrito pierde totalmente el sentido. La acentuación nos ayuda a determinar la intensidad de las palabras y el tiempo en el que se desarrolla, mientras que los signos de puntuación le dan cuerpo y coherencia a todo lo que plasmes en la redacción.

A grandes rasgos, estas son las técnicas más importantes al momento de redactar. Siguiendo estos 4 aspectos verás escritos más prolijos, concretos y con excelente coherencia y cohesión.

 

 

Compartir
Facebook
Twitter
Psicóloga de la universidad El Bosque, vinculada a IPLER como profesora en el área de Español.