Errores de redacción más comunes

chris benson nKEARsgmrqc unsplash scaled

Índice del artículo

Cuando iniciamos la labor de escribir, ya sea por iniciativa propia o porque es nuestro deber cumplir con esta tarea determinada, queremos, y debemos, evitar a toda costa cometer errores. Aunque es importante resaltar que todos/as tenemos fallas aún cuando tengamos más experticia en el área.

Estos errores pueden ocurrir por muchas razones, por ejemplo: la falta de atención, la mala digitación, la no revisión o incluso el desconocimiento. ¡A todos/as nos pasa! Y más con tantas reglas que van cambiando a través de los años.

 

1. Herramientas aliadas

Sin embargo, existen herramientas que pueden facilitarnos un poco el camino de la redacción; una de ellas es contar con el libro Ortografía de la lengua española, por ejemplo, o con páginas como wordreference que permite encontrar sinónimos y antónimos o aprender sobre la conjugación de algunos verbos que nos confunden. Así como contar con alguien que esté dispuesto/a a leernos y retroalimentarnos.

2. Errores frecuentes

A continuación, nos centraremos en una lista de errores frecuentes dentro de la redacción que debes intentar evitar a toda costa:

  • Mayúsculas innecesarias

El uso de mayúsculas innecesarias, en español existen diversas reglas de su uso, no obstante, basta con entender que sólo se escriben con mayúscula inicial los nombres propios de: personas, marcas, empresas, instituciones. Así como al iniciar una palabra después del punto (seguido y aparte) y por tanto al inicio de una oración. Después del cierre de los signos de interrogación y de exclamación, de los puntos suspensivos.

No debemos usar mayúscula en los cargos (el/la Juez o el/a Director/a     el/a juez o el/a director/a). Si al escribir una palabra nos surge la duda entre escribirla con minúscula o mayúscula, es mejor optar por la minúscula, reduciendo las probabilidades de fallar. La escritura en mayúscula sostenida es entendida como un grito al lector.

  • Los signos de puntuación

Antes de empezar a escribir es indispensable que conozcamos los signos de puntuación y su aplicación ya que su desconocimiento puede jugarnos una mala pasada a la hora de redactar, ya que con ellos le damos sentido al texto. La coma, por ejemplo, es el signo de puntuación más frecuente, separa y aclara los enunciados.

 

7fc9029e 0fc5 4d0c 9c31 fbc35ece3a21

 

  • Las palabras homófonas

Un error muy común en la redacción es de tipo ortográfico con el uso incorrecto de palabras homófonas, aquellas que suenan igual al pronunciarse, pero que se escriben diferente (Haber, a ver. Halla, haya, allá. Ahí, hay, ¡ay! Hecho, echo. Has, haz). Es importante que, si tienes dudas sobre el uso de estas palabras, consultes antes de emplearlas, realices ejercicios que te permitan afianzar el aprendizaje de sus significados y usos, Adicionalmente aumentes tu práctica lectora, ya que el leer trae grandes beneficios a la escritura, aumentando el vocabulario y consolidando la escritura correcta de las palabras y el manejo de expresiones acertadas en redacción.

  • Uso del sujeto

Otro error que solemos cometer, es no ser coherentes con el uso del sujeto a lo largo del texto, combinando varios de ellos dentro del mismo texto arruinando la congruencia de la primera persona (visitamos) y tercera persona (visita o visitó). Lo importante es mantener la línea del sujeto en primera o en tercera persona a lo largo del texto.

  • Queísmo y dequeísmo

También suele presentarse mucho el dequeísmo, usando mucho la fórmula “de que” cuando no se debe. Y el queísmo, que al ser una palabra que cumple varias funciones (conjunción, pronombre, interrogación) tiende a usarse en exceso.

  • Cacofonía y redundancias

Por otro lado, tenemos combinaciones de sonidos que durante la lectura no suenan de forma armónica, esto se conoce como cacofonía, donde es usual que se presenten las redundancias que son la repetición de una misma palabra una o varias veces en el mismo párrafo y a lo largo del texto. Para identificar esto es indispensable que leamos una y otra vez lo que escribimos para lograr identificar esto, así como contar con terceros que puedan retroalimentar nuestro estilo.

 

37e03579 c464 495f 991d 62ee07c007cc

 

Al final la escritura, en tanto a su gramática y ortografía, es un asunto que solo aprendemos cuando practicamos todos los días y cuando hacemos consciente todo lo que aplicamos.

Compartir
Facebook
Twitter
Soy psicóloga de la Universidad Nacional de Colombia, mi experiencia laboral me ha llevado a interesarme por temas académicos dirigidos a ayudar a estudiantes para que logren sus objetivos en el área de español y psicología educativa. Poseo experiencia en asesorías vocacionales, evaluación de habilidades en lenguaje y pensamiento y realización de talleres a nivel educativo. Actualmente hago parte del equipo profesional de profesores del área de Español en IPLER.